CREAMOS ESPACIOS

Lo que hacemos

Quefalamaria somos un estudio de interiorismo enfocado en la realización de proyectos y reformas integrales de viviendas y espacios comerciales. Estamos especializados en optimizar y buscar mil maneras de aprovechar mejor cada espacio, volcando todo nuestro conocimiento y experiencia en cada proyecto, para conseguir dar una nueva vida a los espacios, llenándolos de detalles únicos con sello propio.

Nada nos hace más felices que empezar un proyecto de la mano de clientes inconformistas para dar solución a sus necesidades actuales y de futuro, acompañándoles en una tarea tan emocionante como la de dar vida a un nuevo hogar, mejorar el espacio de trabajo de las personas, o encargarnos de crear un restaurante único y con carácter!! Para nosotros, tratamos cada proyecto como si fuera propio, por lo que cada propuesta está profundamente pensada y calculada para que el resultado final sea aquello que los clientes han buscado desde un principio, procurando que el resultado sea mejor de lo imaginado.

Nos apasiona empezar desafíos, por eso abordamos cada proyecto con la ilusión de dar lo mejor de nosostros y hacer más sencilla la vida de nuestros clientes, siendo flexibles en todos los aspectos que hagan falta tanto de diseño como de reforma, asegurando la calidad de las marcas con las que trabajamos y los gremios de la obra, controlando siempre el presupuesto inicial establecido, así como una gestión rigurosa y crítica en la obra para asegurar la calidad de su ejecución y los plazos de entrega establecidos previamente.

Lo que ofrecemos

Nuestra profesión ha evolucionado mucho con los años, y actualmente raro es quién no tiene una carpeta de deseos en Pinterest, se guarda fotos de inspiración en Instagram, y se atreve a coger el metro, tomar medidas y empezar a idear su casa o negocio. Entonces, ¿Qué PLUS puede ofreceros un estudio de interiorismo como el nuestro? ¿Por qué vemos indispensable que aventures con la nuestra ayuda?

Con los años, y sobretodo, con la reflexión a la que hemos llegado con nuestros propios clientes una vez terminamos los proyectos, es que cada espacio debe ser pensado y hecho a medida, como si de un traje estuviéramos hablando y todo debe presentar una coherencia y armonía para que el resultado funcione y logré resultar un éxito. Y eso, se consigue poniéndose en manos de profesionales que estén al día de las últimas tendencias y novedades del mercado, así como experiencia en obras. ¿Te imaginas estar pensado toda la vida si tu casa podría haber sido más bonita? ¿O si tu restaurante transmite la esencia de tus platos y atrae a tu clientela? (Yo no sé si podría estar con esa cosa en el estómago…)

Nuestra forma de trabajar consiste en tener un trato muy cercano, transmitiendo confianza des del primer momento al cliente para que puedan contarnos todo lo que estan buscando  y así trabajar de forma continuada con una intención concreta y personalizada su proyecto. Esto nos llevará a escoger unos materiales u otros en función del estilo y necesidades y, como una imagen vale más que mil palabras, nuestro servicio de imágenes 3D hiperrealistas se encargaran de que vean el resultado como si el proyecto estuviera terminado, pudiendo así tirar adelante la obra con total tranquilidad ¡Y sin sorpresas de última hora!

Una vez cerrado el presupuesto, nuestro equipo se reunirá con los gremios de contrucción para tratar todos los aspectos la reforma, poder organizar un planing de ejecución y dirigir esos meses de trabajo, siempre informando y de la mano del cliente en todas las decisiones de obra, responsabilizandonos del resultado y liberandole del estrés y miedo que provoca tomar ciertas decisiones sin la ayuda de un profesional.

Quien lo hace

A los cinco años le pedí a mis padres un bote de pintura azul índigo y otro de verde eucalipto para Reyes. No quería muñecas o juguetes, sino pintar la mitad de mi habitación de un color parecido al mar y la otra mitad de un color parecido a los prados del País Vasco. Quizás alguien pensaría que aquello lo hice para no hechar tanto de menos, durante el invierno, las vacaciones de verano, un verano precioso que pasé en el Mar Cantábrico, cerca de Zarautz, pero en realidad yo sé que ese bote de pintura, igual que las clases extraescolares de pintura o de cerámica, fue el detonante de aquello a lo que he dedicido dedicar mi vida: convertir espacios en lugares únicos, singulares y prácticos.

Ahora, con casi treinta años de más, tengo dos grandes pasiones: la primera, seguir yendo a Zarautz siempre que puedo para disfrutar del surf y amanecer en una furgoneta con vistas al mar y sus prados; la segunda, evidentemente, aplicar mi pasión por el diseño, el detallismo y el buen gusto a todos mis proyectos sin olvidar nunca esa niña de cinco años que quería convertir su casa en el rincón más bonito del mundo.


Si quieres consultarnos cualquier cosa escribenos a...

info@quefalamaria.com

CREAMOS ESPACIOS